Archivo para 19 octubre 2010

Planetes: ¿La Más Realista Sci-Fi Ever?

Planetes(imdb, wikipedia, sitio oficial en japones) es un anime de 26 episodios, basado en el manga del mismo nombre, que fue emitido en la televisión japonesa entre octubre de 2003 y abril de 2004. En el se nos relatan las vivencias de un equipo plurinacional de basureros espaciales en el año 2075.

Desde el albor de los tiempos la humanidad a mirado a los cielos y se ha maravillado. Con el tiempo esa maravilla se transformo en curiosidad, y esa curiosidad en observación, recopilación, investigación y análisis. Así se vio que había muchas clases de estrellas: unas más brillantes, otras menos, otras que atravesaban el firmamento a toda velocidad (solas o en compañia) anunciando terribles presagios. También se vio que las estrellas que no se movían en realidad si lo hacían, pues según pasaban los días, las estaciones y los años estaban en puntos distintos del firmamento. Después se vio que en realidad no se movían las unas respecto a las otras, sus posiciones relativas eran fijas. Sin embargo había unas pocas (no más de 5 o 6) que si que se movían respecto a las demás, y a esas estrellas los griegos las llamaron “errantes” que en su idioma es ΠΛΑΝΗΤΕΣ, es decir, PLANETES, y que son lo que hoy llamamos planetas.

null

En esta serie el título hace referencia a la acepción original de cuerpo errante, pues qué és la basura espacial sino objetos que yerran sin rumbo alrededor nuestro.Pero también se podría decir lo mismo las naves, estaciones y satélites construidos por la humanidad, así como de las vidas de la gente que se mueven en trayectorias ignotas chocando unos con otros y modificando dichas trayectorias de formas insospechadas. No somos sino cuerpos errantes en la inmensidad del espacio.

null

La serie a contado con la colaboración y asesoramiento de personal de la JAXA(la agencia aeroespacial japonesa) y gracias a ello es, en mi opinión, la producción audiovisual que más fielmente muestra la vida en el espacio y como será el futuro si se desarrolla como tiene que desarrollarse la tecnología y la industria aeroespacial.

null

En el año 2075 muchas cosas han cambiado.Para empezar finalmente las empresas y gobiernos finalmente se han dado cuenta de lo rentable que puede ser el espacio y se han dedicado ha explotar sus recursos. Eso ha generado muchas consecuencias para la gente de la humanidad y para como es el mundo en que vivimos.

El Helio-3 ha sustituido al petroleo como principal fuente de energía y eso ha supuesto que la mayoría de los países miembros de la OPEP hayan perdido su principal fuente de ingresos y su influencia internacional, lo que ha conducido a sus poblaciones a la miseria, la pobreza, y en varios casos, a la guerra civil.
El Helio-3 es un isotopo del helio que contiene dos protones y un neutrón. Según los expertos podría usarse para reacciones de fusión de segunda generación. En una reacción de Deuterio y Helio-3, usando un mol (unos 3 gramos) de helio, y suponiendo una conversión en electricidad sin pérdidas, obtendríamos 493 megawatios*hora. Según la EIA el consumo mundial de electricidad ascendió en 2007 a 17.109.665.000 Mw*h/año y, si mis cálculos son correctos, eso significaría que para cubrir la demanda mundial necesitaríamos 104,12 toneladas de Helio-3 al año. Aunque, teniendo en cuenta las pérdidas, 220 toneladas sería más realista.
El Helio-3 es bastante escaso en la tierra, pero es relativamente abundante en la luna y, sobretodo, en los gigantes gaseosos. Y Dado que es mucho más sencillo, y barato, bajar el pozo de gravedad que subirlo, una vez establecida una industria de extracción y transporte, no debería ser difícil ni costoso extraer y enviar esa cantidad anualmente a la tierra.
Para poner esa cantidad en perspectiva decir que un solo petrolero medio transporta unas 500.000 toneladas de crudo, es decir, 2272 veces las 220 toneladas.

null

En el año 2068 la nave de pasajeros Alnail-8 fue alcanzada por un tornillo que orbitaba la tierra 8 km/s (23 veces la velocidad del sonido o 10 veces la velocidad de un bala disparada por un rifle de francotirador Dragunov), provocando una descompresión explosiva y la muerte de la mayoría del pasaje. Tras este accidente la INTO (International Treaty Organization)(Organismo internacional encargado crear las leyes del espacio (para individuos, gobiernos, empresas y otros organismos) y hacerlas cumplir a través de la Orbital Security Agency) decide dar prioridad al problema de la basura espacial y obliga a cada empresa y organismo con gran presencia en el espacio a mantener departamentos y equipos de recuperación de residuos para recuperar los restos de la construcción de las estaciones, de los lanzamientos de cohetes, los satélites muertos que orbitan peligrosamente a nuestro alrededor. La INTO paga por cada residuo recuperado según una escala que atiende a su peligrosidad y a la dificultad de su recuperación. En este contexto “recuperar” puede significar simplemente empujarlo hacia la tierra para que se queme en la atmosfera.
Los protagonistas de la serie son un equipo de recuperación de residuos de la empresa Technora que trabajan en estación espacial ISPV7 (simplemente llamada “seven”).

Estos son solo algunos de los muchos temas interesantes sobre el desarrollo del espacio que se tratan en la serie, como las enfermedades a largo plazo que desarrollan los astronautas, el terrorismo espacial, el sindrome de kessler, una expedición a Jupiter de 7 años en una nave llamada “Von Braun”, y muchos más.

Mi consejo: no os la perdais.

null

————————————————————————————————————-

Bonus Track: Unos vídeos del fantástico Señor Wences

Anuncios

WBPK I: HISHE Y JONANDAL.COM

¿Qué es un Web Based Productivity Killer? La mejor forma de explicarlo es mediante un ejemplo: entras en la wikipedia para ver la edad de Barak Obama y, de repente, han pasado dos horas y tienes abierta una docena de pestañas sobre el congreso australiano, el incidente Imo ocurrido en corea en 1882, una escopeta sovietica y la Ohr Avner Foundation. En este caso la wikipedia ha actuado como un WBPK pues no te ha dejado hacer lo que tenias previsto. Te ha atrapado en sus redes y no te ha dejado escapar hasta horas más tarde.

—————————————————————————————————-

Hoy os hablaré de dos WBPK: HISHE (How It Should Have Ended) y Jonandal.com. Ambas páginas nos muestran películas que todos conocemos pero desde una nueva perspectiva. HISHE nos enseña finales alternativos, generalmente explotando algún fallo del guión. Jonandal convierte películas en musicales, permitiéndonos además conocer los auténticos pensamientos y sentimientos de sus protagonistas.

Podéis admirar su trabajo si seguís los enlaces que ya os he puesto, pero os voy a enseñar una muestra de sus obras desde youtube, si se cayesen los vídeos id a la página original.

Terminator – How It Should End

How Star Wars Episode IV Should Have Ended

How The Empire Strikes Back Should Have Ended

How Lord of The Rings Should Have Ended

How Braveheart Should Have Ended

Conan the Barbarian: The Musical

Terminator 2: The Opera

RoboCop: The Musical – “Murphy, It’s You”

——————————————————————————————————

Bonus Track: un par de canciones/vídeos de Toni A. Martinez.Su obra es bastante original y con un aire noventero muy revival.

Cuando Fuimos Piratas

Piso de 30 metros, la canción que le dio a conocer allá por 2006.

La organización de El Congreso de Internet debe 26.000€

Muchos conoceréis ya el Congreso de Webmasters, que lleva ya varias ediciones y ahora ha pasado a llamarse Congreso de Internet

Gente como Bernando Hernández (Google), Pedro Rojas (Senior Manager) y demás personalidades (que por supuesto no reciben ni un duro – y se comenta que ni dietas-), se dan cita en este evento en el que se reúnen programadores, expertos en márketing, SEO, SEM, redes sociales, y todo aquel interesado en las nuevas tecnologías y aquello que las rodea. Pagando previamente, eso sí, 75 euros de rigor.

¿Quién organiza este evento? Pues ni más ni menos que Factoría de Internet, empresa capitaneada por Maria Rosa Díez, conocida por sus artes en el mundillo de Internet.

Recientemente y a traves del BOE, descubrimos que Factoría, debe a Turespaña, la cantidad de 25.480,53 euros por el uso del Palacio de Congresos de Madrid.

No ha tardado Factoría de Internet en sacar una noticia -totalmente falsa, por cierto- en la que alega que

Esta mañana nos han informado desde la empresa estatal Tour Spain (que es la que lleva el Palacio de Congresos de Madrid) que, aunque estuviera saldada los conceptos de alquiler de salas, exposiones y audiovisuales, quedaba el pago a la SGAE.

Si una factura esta saldada, ¿no la notifican en el boe verdad?. Una factura que es de 2008, queda notificado en el BOE de Abril y se enteran ayer mismo de su existencia.

Ayer nos sorprendía encontrar en el BOE la información de que el Palacio de Congresos de Madrid nos reclamaba más de 25.000 euros por una supuesta factura impagada.

“Ayer nos sorprendía encontrar en el BOE”. Si señores, parece ser que el ciudadano de a pie lee el BOE todos los días, y sobre todo encuentra en él anuncios publicados en abril. Oye, voy a ver el BOE, a ver si por casualidad encuentro un anuncio mío de febrero…

Además, nada mejor que meter a la SGAE, que es carne de viralidad, para hacer el asunto un poco más dramático. Por partes:

La SGAE no tiene nada que ver con Tour Spain.

Maria Rosa dice que la han informado esta mañana desde Tour Spain. ¿Y no la informaron cuando fueron a notificarla a su domicilio?

Dice el BOE:

Habiendo sido intentada infructuosamente en el último domicilio conocido la notificación a doña Rosa Díez Flaquer[…]

En el BOE se especifica claramente que la factura es

Factura 368/2008 de alquiler de salas de reunión, salas de exposición, medios audiovisuales y otros servicios, para el Congreso de Webmasters, celebrado del 21 al 23 de noviembre de 2008

Factoría de Internet, alega:

Sin embargo, el “truco” estaba en el término “otros”.

Wow! Un caso de contabilidad creativa. La SGAE cobrando por medio de Turspain 🙂

Resumen de lo sucedido:

  • Se descubre que hay un impago de Factoría de Internet de 25.000€ (Maria Rosa Díez Flaquer) A Tourspain
  • Alguien lo descubre en el BOE
  • Maria Rosa, para evitar especulaciones, alega “que se lo debe a la SGAE”
  • Viral
  • Profit!

Para que veáis que nada de lo que hay aquí nos pilla de nuevas, más información sobre cómo trabaja María Rosa Díez Flaquer, propietaria y trabajadora en Factoría de Internet:

etc, etc….

Grandes Series a Seguir

Últimamente estoy teniendo problemas para recordar las series de televisión que estoy viendo, que estoy esperando por la siguiente temporada o que me gustaría volver a ver.

Así que he decidido crear este post, que iré actualizando periódicamente, en el que pondré el nombre y el status de algunas de las series que sigo. También servirá como recomendación de las que en mi opinión son (o podrían llegar a ser) las mejores series jamas emitidas.

La leyenda será: (I) en hiatus o entre temporadas; (W) Watching it o en curso; (C) Cancelada o Finalizada. Entre paréntesis, tras el título, el año de la primera temporada, y, si esta en hiatus, tras el mismo, la fecha de inicio de la siguiente temporada si se sabe.

–Actualizado:03/06/2011
-Nikita:Looks do kill(2010) (W)
-Warehouse 13/ Almacén 13(2009) (I) (Julio 2011)
-Sherlock (2010) (I) (Otoño 2011)
-Strike Back (2010) (I) (Final 2011)
-How I Meet Your Mother (2005) (I)
-The Chicago Code (2011) (W)
-Naruto Shippuden (2007) (W)
-Downton Abbey (2010) (I) (2011)
-Endgame (2011) (W)
-Mythbusters (2003) (W)
-Episodes (2011) (I)
-Doctor Who(2005) (I) (Septiembre 2011)
-Torchwood(2006) (W)
-Misfits(2009) (I) (2011)
-Futurama(1999) (W)
-Blue Blood(2010) (I)
-Broadwalk Empire(2010) (W)
HighSchool of the Dead(2010) (I) (5/09/2011)
-Buffy, The Vampire Slayer(1997) (C)
-Babylon 5 (1993) (C)
-Firefly(2002) (C)
The Event(2010) (W)
-Rubicon(2010) (C)
-The West Wing/El Ala Oeste de la Casa Blanca(1999) (C)
-Studio 60 (2006) (C)
-Stargate SG1 (1997) (C)
-Stargate Atlantis (2004) (C)
-Stargate Universe (2009) (C)
-Paranoia Agent (2004) (C)
Planetes (2003) (C)

—————————————————————-
Como Bonus Track voy a fusilar un texto buenisimo de Hernán Casciari titulado “Los Justos” que podeis encontrar aquí y aquí.

Los miércoles a las nueve de la noche, hora de Nueva York, la cadena norteamericana ABC emite una serie de televisión que me gusta. A esa misma hora un mexicano llamado Elías, dueño de un vivero en Veracruz, la está grabando directamente a su disco rígido, y tan pronto como acabe subirá el archivo a Internet, sin cobrar un centavo por la molestia. Tiene esta costumbre, dice, porque le gusta la serie y sabe que hay personas en otras partes del mundo que están esperando por verla. Lo hace con dedicación, del mismo modo que trasplanta las gardenias de su jardín para que se reproduzca la belleza.

A las once de la noche de ese mismo miércoles, Erica, una violinista canadiense de veinticuatro años que ama la música clásica, baja a su disco rígido la copia de Elías y desgraba uno a uno los diálogos para que los fanáticos sordomudos de la serie puedan disfrutarla; distribuye esos subtítulos en un foro tan rápido como puede. No cobra por ello ni le interesa el argumento: lo hace porque su hermano Paul nació sordo y es fanático de la serie, o quizás porque sabe que hay otra mucha gente sorda, además de su hermano, que no puede oír música y debe contentarse con ver la televisión.

A las 3:35 de la madrugada del jueves, hora venezolana, Javier baja en Caracas la serie que grabó Elías y el archivo de texto que redactó y sincronizó Erica. Javier podría ver el capítulo en idioma original, porque conoce el inglés a la perfección, pero antes necesita traducirlo: siente un placer extraño al descubrir nuevas etimologías, pero más que nada le place compartir aquello que le interesa. Para no perder tiempo, Javier divide el texto anglosajón en ocho bloques de tamaños parecidos, y distribuye por mail siete de ellos, quedándose con el primero.

Inmediatamente le llega el segundo bloque a Carlos y Juan Cruz, dos empleados nocturnos de un Blockbuster bonaerense que suelen matar el tiempo jugando al ajedrez, pero que ocupan los miércoles a la madrugada en traducir una parte de la serie, porque ambos estudian inglés para dejar de ser empleados nocturnos, y también porque no se pierden jamás un capítulo.

El tercer bloque de texto lo está esperando Charo, una ceramista de Alicante que está subyugada por la trama y necesita ver la serie con urgencia, sin esperar a que la televisión española la emita, tarde y mal doblada, cincuenta años después. El cuarto bloque lo recibe María Luz, una tipógrafa rubia y alta que trabaja, también de noche, en un matutino de Cuba: María Luz deja por un momento de diseñar la portada del diario y se pone rápidamente a traducir lo que le toca. Dice que lo hace para practicar el idioma, ya que desea instalarse en Miami.

El quinto bloque viaja por mail hasta el ordenador de Raquel y José Luis, una pareja andaluza que vive de lo poco que le deja una librería en el centro de Sevilla. Llevan casados más de veinticinco años, no han tenido hijos, y hasta hace poco traducían sonetos de Yeats con el único objeto de poder leerlos juntos, ella en un idioma, él en otro. Ahora, que se han conectado a Internet, descubrieron que además de buena poesía existe también la buena televisión.

El sexto bloque le llega a Ricardo, en Cuzco: Ricardo es un homosexual solitario —y muchas noches deprimido— que traduce frenéticamente mientras hace dormir a su gato Ezequiel. El séptimo lo recibe Patrick, un inglés con cara de bueno que viajó a Costa Rica para perfeccionar su español, lo desvalijó una pandilla casi al bajar del avión pero igual se enamoró del país y se quedó a vivir allí. Y el octavo bloque le llega, al mismo tiempo que a todos, a Ashley, una chica sudafricana de madre uruguaya que es fanática de la serie porque le recuerda (y no se equivoca) a su libro favorito: La Isla del tesoro.

Los ocho, que jamás se han visto las caras ni tienen más puntos en común que ser fanáticos de una serie de la televisión o de un idioma que no es el materno, traducen al castellano el bloque de texto que le corresponde a cada uno. Tardan aproximadamente dos horas en hacer su parte del trabajo, y dos horas más en discutir la exactitud de determinados pasajes de la traducción; después Javier, el primero, coordina la unificación y el envío a La Red. Ninguno de los ocho cobra dinero para hacer este trabajo semanal: para algunos es una buena forma de practicar inglés, para otros es una manera natural de compartir un gusto.

A esa misma hora Fabio, un adolescente a destiempo que vive en Rosario, a costas de sus padres a pesar de sus 23 años, encuentra por fin en el e-mule la traducción al castellano del texto. Con un programa incrusta los subtítulos al vídeo original, desesperado por mirar el capítulo de la serie. A veces su madre lo interrumpe en mitad de la noche:

—¿Todavía estás ahí metido en Internet, Fabio? ¿Cuándo vas a hacer algo por los demás, o te pensás que todo empieza y termina en vos?

—Tenés razón mamá, ahora mismo apago —dice él, pero antes de irse a dormir coloca el archivo subtitulado en su carpeta de compartidos para que cualquiera, desde cualquier máquina, desde cualquier lugar del mundo, pueda bajarlo. Fabio jamás olvida ese detalle.

Los jueves suelo levantarme a las once de la mañana, casi a la misma hora en que Fabio, a quien no conozco, se ha ido a dormir en Rosario. Mientras me preparo el mate y reviso el correo, busco en Internet si ya está la versión original con subtítulos en español de mi serie preferida, que emitió ocho horas antes la cadena ABC en Estados Unidos. Siempre (nunca ha fallado) encuentro una versión flamante y me paso el resto de la mañana bajándola lentamente a mi disco rígido, para poder ver el capítulo en la tele después de almorzar. Mientras espero, escribo un cuento o un artículo para Orsai: lo hago porque me resulta placentero escribir, y porque quizás haya gente, en alguna parte, esperando que lo haga.

El artículo de este jueves habla de Internet. Dice, palabras más, palabras menos, algo que hace veinticinco años dijo Borges mucho mejor que yo, en un poema maravilloso que se llama Los Justos:

“Un hombre que cultiva un jardín, como quería Voltaire.
El que agradece que en la tierra haya música.
El que descubre con placer una etimología.
Dos empleados que en un café del Sur juegan un silencioso ajedrez.
El ceramista que premedita un color y una forma.
Un tipógrafo que compone bien esta página, que tal vez no le agrada.
Una mujer y un hombre que leen los tercetos finales de cierto canto.
El que acaricia a un animal dormido.
El que justifica o quiere justificar un mal que le han hecho.
El que agradece que en la tierra haya Stevenson.
El que prefiere que los otros tengan razón.
Esas personas, que se ignoran, están salvando el mundo.”