Cómo hacer un copypaste y dárselas de entendido

Seguramente algunos de vosotros ya conozcáis a Maria Rosa Díez, organizadora del congreso de webmasters y propietaria de la empresa Factoría de Internet, creadora entre otras de webs como webtaller y todo photoshop.

Recientemente, a su lista de proyectos ha añadido Social BlaBla, una página en la que se habla de contenidos y noticias relacionadas con las redes sociales (twitter, facebook, tuenti)

Hasta ahí todo bien.

Lo malo es cuando quieres dártelas de entendido…

Y haciendo gala de los propios principios que se explican en la entrada (Mantente Humilde) nos dedicamos a fusilar contenido desde otra web y nos hacemos pasar por el autor

¿No os suena el contenido?

Todo esto no tendría la menor importancia (dentro de lo que cabe) si no fuera porque la presunta autora es organizadora de uno de los congresos de webmasters más multitudinarios en España, amén de “Experta en SEO” y páginas web.

El afeitado clásico: volviendo a los orígenes

Soy uno  más de los que decidieron abandonar el infierno de tener que pagar un pastón por los recambios de Mach 3 (alredededor de los 20 euros) y estar atado a guillete de por vida con sus recambios (¿Os suena el software propietario?). Así que me pase al afeitado clásico, el de toda la vida: mucho más barato, de mejor calidad y con más capacidad de elección.

Así que me topé con el foro en español de Afeitado Clásico, donde se explica desde lo más básico hasta lo más avanzado: brochas, navajas, jabones, guías para empezar…

Hace poco, sus propios miembros han editado una guía para todos aquellos que se quieren iniciar en esta práctica. Os dejo un enlace al manual:

LibroAfCla-V0.2

Tu Teoría Favorita

If someone points out to you that your pet theory of the universe is in disagreement with Maxwell’s equations — then so much the worse for Maxwell’s equations. If it is found to be contradicted by observation — well, these experimentalists do bungle things sometimes. But if your theory is found to be against the second law of thermodynamics I can give you no hope; there is nothing for it but to collapse in deepest humiliation.
Ch. 4 The Running-Down of the Universe
Sir Arthur Stanley Eddington

Si alguien señala que tu teoría favorita del Universo entra en conflicto con las ecuaciones de Maxwell, tanto peor para las ecuaciones de Maxwell. Si entra en contradicción con las observaciones, bueno, todos sabemos que hay experimentadores chapuceros por ahí. Pero si se demuestra que tu teoría entra en conflicto con las leyes de la termodinámica, no puedo darte esperanza; no le queda nada más que hundirse en la más profunda de las humillaciones.

Criptonomicón: El Incidente del Camión de Cerdos

Inaguramos esta sección de Fragmentos Maestros con el famosos “incidente del camión de cerdos” de la novela “Criptonomicón” de Neal Stephenson.

El protagonista Randall “Randy” Lawrence Waterhouse de la Epiphite Corporation se dirige a por ciertos motivos a ciertas coordenadas del interior montañoso y selvatico de las Filipinas acompañado de Douglas MacArthur Shaftoe (DMS)(ex-SEAL y propietario de una empresa contratada por Epiphite). Tras volver a la civilizacion Randy escribie un informe para sus compañeros de Epiphite, partes del cual reprodudco a continuación:

Se trazaron planes para un viaje («misión» en la lengua de DMS) a
dicha latitud y longitud. Se compraron baterías extras para el receptor
GPS (véase hoja adjunta de gastos). Nos proveímos de agua, etc. Se
contrató un jeepney.

El concepto de jeepney es imposible de transmitir
aquí por completo: un minibús, normalmente bautizado con el nombre de
una estrella de pop, figura bíblica o concepto teológico abstracto, cuyo
motor y estructura proviene de una compañía automovilística
norteamericana o nipona pero cuya carrocería, asientos, tapicería e
incrustaciones de decoración chillona es producto local de artesanos
fogosos. Los jeepneys normalmente se fabrican fuera de Manila, en
ciudades o barangays (barrios semiautónomos) especializados; el diseño,
materiales, estilo, etc. de un jeepney reflejan su origen de igual forma
a como se supone que un buen vino supuestamente revela el clima, suelo,
etc. de su territorio.

El nuestro era (anómalamente) un jeepney
perfectamente monocromático fabricado con puro acero inoxidable en un
barangay especializado en la fabricación con acero inoxidable de San
Pablo, sin (al contrario que los jeepney normales) ningún adorno en
color, todo o era de color acero inoxidable o (donde se hacia uso de
luces eléctricas) de un blanco puro halógeno de tono azulado que
complementaba gratamente el tono de acero inoxidable. Los asientos
traseros eran bancos de acero inoxidable con apoyos lumbares
sorprendentemente ergonómicos.

El nombre de nuestro jeepney era LA
GRACIA DE DIOS. Los lectores de este memorando quedarán defraudados al
saber que Bong-Bong Gad (sic), diseñador/dueño/chófer/propietario del
vehículo, anticipó el inevitable comentario ingenioso «allí voy sólo por
LA GRACIA DE DIOS », soltándoselo él mismo a Vuestro Seguro Servidor
mientras le daba la mano (a los filipinos les encantan los apretones de
mano largos, y el primero que inicia el final del apretón —normalmente
el no filipino— se queda invariablemente con la sensación insistente de
ser un montón de mierda).

Vuestro Seguro Servidor, en una discreta
conversación exclusiva con DMS, comentó la falta de vidrio de ventanas
en la sección posterior (de pasajeros) de LA GRACIA DE DIOS como prueba
ineludible de que carecía de aire acondicionado, una tecnología
ampliamente extendida en las islas Filipinas. DMS manifestó su
escepticismo ante la fibra moral de Vuestro Seguro Servidor, comenzando
con una serie de preguntas inquisitivas destinadas a comprobar mi
compromiso con la Misión, responsabilidad fiduciaria ante los
accionistas de Epiphyte, nivel de vigor físico y mental, y nivel general
de «seriedad» (ser «serio» es una especie de concepto paraguas que
muestra una gran correlación con la capacidad para vivir, tener el
privilegio de conocer a DMS, y salir con su hija.
[…] […]

Bien, de vuelta a lo importante. Vuestro Seguro Servidor afirmó con
calma (creyendo que una afirmación vigorosa seria percibida por DMS como
defensiva y por tanto una confesión tácita de falta de «seriedad») que
(1) un par de días de viaje en un vehículo abierto sin aire
acondicionado por el interior de Filipinas sería como un día en la
playa, un picnic, un paseo por el parque y un paseo de domingo todo en
uno, y (2) más aún, aunque se tratase de la tortura más terrible,
Vuestro Seguro Servidor la emprendería sin pensarlo dado que lo que está
en juego para todos los implicados (incluidos los accionistas de
Epiphyte) es muy importante y generalmente Serio. En retrospectiva, (1)
y (2) en rápida sucesión parecían traicionar una especie de estrategia
defensiva por parte de Vuestro Seguro Servidor, pero para entonces DMS
se había aplacado, retiró formalmente todas las acusaciones anteriores
con respecto a la fibra moral, etc., y divulgó que el uso de un jeepney
era un golpe maestro por su (DMS) parte porque, allí a donde íbamos, un
Mercedes con lunas tintadas o un Land Rover de cincuenta mil dólares, o
(por extensión) cualquier vehículo con detalles extravagantes como
asientos tapizados, lunas con vidrio, amortiguadores posteriores al
asesinato de Kennedy, etc., etc. sólo atraerían una atención indeseada
hacia la Misión!

Bong-Bong Gad y su hijo mayor/socio comercial (de
aproximadamente 12 años) Fidel ocuparon el asiento delantero. DMS y
Vuestro Seguro Servidor compartimos la sección posterior (de pasajeros)
con tres misteriosas y cuidadosamente empaquetadas bolsas militares
verdes; aproximadamente 100 kilos de agua potable contenida en botellas
de plástico; y dos caballeros asiáticos de unos treinta o cuarenta años
que exhibían la estereotípica inescrutabilidad/impasibilidad/dignidad,
etc., etc., durante las primeras cuatro horas del viaje, que pasaron
simplemente intentando ir desde el centro de Manila hasta las afueras
norte de la misma. La nacionalidad de la pareja no era evidente de
inmediato. Muchos filipinos son, racialmente, casi chinos puros aunque
sus familias lleven siglos viviendo allí. Quizás eso explicase los muy
marcados rasgos asiáticos de nuestros compañeros de viaje y (debía
asumir) socios comerciales.

El proverbial hielo se rompió a consecuencia del incidente con un
camión de cerdos
que se produjo en una autopista de cuatro carriles,
reducidos a dos debido a obras de construcción, que llevaba al norte.

La
observación casual de los cerdos filipinos sugiere que sus inmensas
orejas rosas del tamaño de un periódico tienen como función el
intercambio de calor como, por ejemplo, las lenguas de los perros. Se
transportan en vehículos que consisten en una gran jaula montada sobre
la superficie de un camión recto (en oposición a semiarticulado). La
construcción de tales vehículos parece comprometer los recursos locales
hasta el punto de que sólo son económicamente viables cuando se alcanza
en todo momento el número máximo concebible de puercos en cautividad.

Se
produce una acumulación de calor. Los cochinos se adaptan luchando por
alcanzar el perímetro de la jaula y dejando colgar las orejas por el
lado del camión para que se agiten al viento con el movimiento del
mismo.

Puede imaginarse sin mayor descripción la apariencia de semejante
vehículo al aproximarse a él por detrás. Los lectores que dediquen unos
momentos a considerar el tema de los excrementos no precisan que se les
recalque lo que vuela, salta, chorrea, etc. de tal vehículo.

Puede imaginarse sin mayor descripción la apariencia de semejante
vehículo al aproximarse a él por detrás. Los lectores que dediquen unos
momentos a considerar el tema de los excrementos no precisan que se les
recalque lo que vuela, salta, chorrea, etc. de tal vehículo. El
Incidente del Camión de Cerdos fue una graciosa demostración de la
hidrodinámica aplicada, aunque como el agua realmente no intervenía
quizás «excretodinámica» o «escatodinámica» seria más apropiado.

LA
GRACIA DE DIOS llevaba varias millas siguiendo a un camión de cerdos
representativo con la esperanza de adelantarlo. La cantidad total de
radiación calorífica en exceso emitida por esa gran, masa de orejas
rosas agitándose hizo que varias de nuestras botellas de agua potable
llegasen al punto de ebullición y estallasen.

Bong-Bong Gad mantuvo una
respetable distancia debido al peligro de los excrementos, lo que de
ninguna forma simplificaba el problema de adelantarlo. La tensión
aumentó hasta un nivel palpable y Bong-Bong fue sometido a un torrente
creciente de gritos bien intencionados y consejos sobre conducción no
solicitados por parte de la zona de pasajeros, especialmente de DMS, que
veía la persistente presencia de un camión de cerdos en la trayectoria
planeada como una afrenta personal y, por tanto, un desafio que había
que superar con todo el ánimo, espíritu y otras cualidades que se sabe
DMS posee en abundancia.

Después de un rato, Bong-Bong realizó su movimiento, empleando una
mano para manejar el volante y otra para compartir entre las
responsabilidades igualmente importantes de cambiar marcha y pulsar la
bocina. Al ponerse al lado del camión de cerdos (que estaba a mi lado
del jeepney) el camión hizo un eslalon hacia nosotros como si evitase
algún peligro de la carretera ya fuese real o imaginado. La bocina
principal de LA GRACIA DE DIOS aparentemente no se oía en el camión,
posiblemente porque competía con el ancho de banda de audio con un gran
número de puercos que manifestaban su incomodidad en el mismo rango de
frecuencia.

Con un aplomo que normalmente sólo se ve en ancianos
mayordomos ingleses, Bong-Bong alargó la mano de la bocina/marchas y
agarró una brillante cadena de acero inoxidable que colgaba del techo
con un crucifijo en un extremo y tiró de ella, energizando los sistemas
de bocina secundarios, terciarios y cuaternarios
: un trio de bocinas de
acero inoxidable del tamaño de tubas montado en el techo de LA GRACIA DE DIOS y que colectivamente absorbían tanta potencia que la velocidad del
vehículo se redujo (estimo yo) en diez kilómetros/hora cuando su energía
se desvió a la producción de decibelios.

Una franja semihiperbólica de cultivos agrícolas fue aplastada por el impacto sónico y, a cientos de millas al norte, el gobierno de Taiwán, todavía resonándoles sus oídos colectivos, presentó una protesta diplomática ante el gobierno de Filipinas. Delfines y ballenas muertas llegaron durante días a las costas de Luzón, y operadores de sónar de submarinos norteamericanos de
paso fueron enviados a un retiro anticipado con la sangre manándoles de los oídos.

Aterrorizados por ese sonido, todos los cerdos (supongo) vaciaron
sus intestinos justo cuando el chófer del camión de cerdos se apartó de nosotros violentamente. Ciertos asuntos de física de primer año relativos a la conservación de la cantidad de movimiento exigían que yo me bañase en lo que había sido contenido de intestino de puerco para poder aumentar el valor accionarial.

Historia Política de Rusia 0: De los Cimmerios Al Soviet Supremo

Rusia:Enorme, Frio,Desconocido.

Rusia es uno de esos conceptos que todo el mundo conoce, pero del que nadie sabe nada…solo rumores inconcretos y habladurias.

Sin embargo, su historia es rica , variada, antiquísima y sumamente interesante.

Desde los Cimmerios de los siglos VIII y VII a.c. a los tiempos del Soviet Supremo, pasando por los Escitas, los reinos Vikingos de Novgorod , la ocupación Mongola y un largo etcetera de intentos con mayor o menor exito de estabilizar, al menos parte, de una enorme región cuyo único denominador común parece ser la indomitabilidad.

Me parece interesante saber algo más de la historia de este lugar que era el punto de origen ultimo de las invasiones barbaras que sufrian periodicamente tanto el imperio romano como el chino y que motivaron la construcción de mastodonticas defensas como la gran muralla china o las fortificaciones de Moesia y Tracia (Limes Moesiae).

Por ello aqui en Megapork.Inc dedicaremos varios articulos a conocer un poco mejor la Indomable, Salvaje e Ignota Tierra de Rush.

Permanedcan atentos a sus pantallas.